viernes, 9 de abril de 2010

cerezo

blanca la flor
deja espacio a las hojas
empuja el fruto

2 comentarios:

Luis dijo...

La vida en su esencia en pocas, poquisimas palabras. Un saludo

Clara Schoenborn dijo...

Si me permites comentar este bello haiku con otro:

"La flor revela
al final de su muerte
el fruto vivo."

Leer un buen haiku como los tuyos es como sorber una pizca de aire dulce. Te dejo un abrazo.